15 de octubre de 2008

Teresa de Jesús



Pensamientos de la Santa de Ávila


"Para mí la oración es un impulso del corazón,
una sencilla mirada al cielo,
un grito de agradecimiento y de amor
en las penas como en las alegrías."


"Tu deseo sea de ver a Dios; tu temor, si le has de perder;
tu dolor, que no le gozas, y tu gozo, de lo que te puede llevar allá,
y vivirás con gran paz."


"Dios no ha de forzar nuestra voluntad; toma lo que le damos;
mas no se da a sí del todo hasta que nos damos del todo".


"Parezcámonos en algo a nuestro Rey, que no tuvo casa,
sino en el portal de Belén donde nació y la cruz donde murió".


"No hay que tener alas para ir a buscar a Dios,
sino ponerse en soledad y mirarle dentro de sí".


"El amor de Dios no ha de ser fabricado en nuestra imaginación,
sino probado por obras".


""La perfección verdadera es el amor de Dios y del prójimo".


"Quien no ama al prójimo no os ama, Señor mío".


"La mejor manera de descubrir si tenemos el amor de Dios
es ver si amamos a nuestro prójimo".