18 de febrero de 2012

Para acordarse de Dios durante el día...




Cuando se tiene mucho trabajo, es posible olvidarse de dirigir al Señor o a la Virgen unas palabras de afecto. San Josemaría aconsejaba poner 'despertadores', por ejemplo, objetos o imágenes de la Santísima Virgen, que nos recuerden volver la mirada a Dios de vez en cuando durante la jornada.