5 de diciembre de 2009

Lo pesado que es llevar la Caridad...


A comienzos de año, viendo la genial película “Monsieur Vincent”, escuché en una de las escenas, unas palabras dirigidas por el “Padre de los Pobres”, San Vicente de Paúl a Juana, una Hija de la Caridad sobre el sentido de la verdadera caridad al hermano pobre. Palabras que no me dejaron indiferentes. Pasados varios meses, en un acto benéfico organizado por un sacerdote Paúl, descubro en un puesto de objetos religiosos, una tarjeta con la imagen de San Vicente, y debajo, para mi sorpresa, aparecían escritas las mismas palabras que San Vicente dirigía a esta hija suya. Por supuesto, que no dude en comprar algunas. De modo, que estas mismas palabras fueron tema de oración y reflexión el día siguiente. Y dicen así:

“…Juana, pronto te darás cuenta
lo pesado que es llevar la Caridad.
Mucho más que cargar con el jarro de sopa
y con la cesta llena…
Pero, conservarás tu dulzura y tu sonrisa.
No consiste todo en distribuir la sopa y el pan.
Eso, los ricos pueden hacerlo.
Tú eres la insignificante Sierva de los Pobres,
la Hija de la Caridad,
siempre sonriente y de buen humor.
Ellos son tus amos,
amos terriblemente susceptibles y exigentes,
ya lo verás.
Por tanto, ¡cuánto más repugnantes sean
y más sucios estén,
cuanto más injustos y groseros sean,
tanto más deberás darles tu amor!...
Sólo por tu amor, por tu amor únicamente,
te perdonarán los pobres el pan que tú les das”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me alegra saber que las frases de san Vicente le llegan al alma y las medita. Es un gran santo y para estos tiempos muy actual. Hable de él a los/las jóvenes para que le conozcan y se enamoren de su doctrina y de su obra para beneficio de los más desfavorecidos.