18 de noviembre de 2013

Tarde con el Padre Pio...



En la tarde de ayer, después de mucho tiempo, volvimos a retomar una reunión muy entrañable, que muchos llevaban varios meses demandando. La cita con “tarde de cine”, dio ayer comienzo, obviamente, con gente nueva y nuevo lugar, aunque tambíén con la presencia de los viejos amigos que no me olvidan. La película elegida para retomar estos encuentros no podía ser otra que la de “Padre Pío”, y esto, por aclamación popular.

Nos reunimos unas 40 personas, y les puedo asegurar, que aunque varios de los presentes ya la habíamos visto en diversas ocasiones, la vida de este gran santo italiano,  dejó una profunda huella tanto en unos como en otros.

Solo dar las gracias a todos, por compartir unas horas agradables y en muy buena compañía. Gracias a Dios, por ponernos en el camino y al Padre Pio, por mostrarnos una vez más, a través de su vida y ejemplo de oración y sacrificio, el rostro amoroso de Aquel que por nosotros murió y resucitó.