3 de octubre de 2012

Nacido para servir...



Señor y Dios nuestro,
que nos mandas valorar
los bienes de este mundo
según el criterio de tu ley,
al celebrar la fiesta
de San Francisco de Borja,
tu siervo fiel y cumplidor,
enseñanos a comprender
que nada hay en el mundo
comparable a la alegría
de gastar la vida en tu servicio.
Por Jesucristo nuestro Señor.