9 de octubre de 2011

Llévame donde los hombres...



En mi época de seminario, durante los encuentros vocacionales, solíamos cantar esta canción que lleva por título "Alma misionera". Hoy, me la he tropezado, y es que hacia ya mucho tiempo que no la escuchaba. La comparto con todos vosotros, y la dedico a todos aquellos jóvenes, chicos y chicas que se estan planteando la vida religiosa o misionera, y especialmente, a todos aquellos misioneros, que fuera de nuestra tierra, anuncian el Evangelio de Cristo, incluso en situaciones límite, donde sus vidas corren serio peligro. A unos, mucho ánimo en el camino y a otros, muchas gracias por el testimonio.