3 de agosto de 2011

Testimonio de conversión.




María Vallejo-Nágera, nace en Madrid 1.964, es la tercera hija del prestigioso psiquiatra y escritor Juan Antonio Vallejo-Nágera. Licenciada en Pedagogía por la Universidad Complutense de Madrid y autora de varios libros, nos cuenta su conversión en Medjugorje en el mes de mayo de 1999. Medjugorje, es un pueblo de la parte suroccidental de Bosnia y Herzegovina, en donde el 24 de junio de 1981, a las seis de la tarde, la Santísima Virgen María se aparece a seis niños: Ivanka Ivankovic, Mirjana Dragicevic, Vicka Ivankovic, Ivan Dragicevic, Ivan Ivankovic y Milka Pavlovic, en la zona de la colina de Crnica, conocida como Podbrdo.

“La Virgen vive con nosotros, en nuestra casa. Es nuestra permanente y más regia invitada, y acude a nuestra llamada a través de las oraciones y los ayunos. En nuestro hogar se habla de Dios, y sí, a veces sufrimos por ello. Hoy puedo estar muy feliz, pues sé que el Señor ha borrado mis culpas del pasado a través de la confesión. Pero también sé que hasta el día en el que me vaya al cielo, debo reparar. Las humillaciones y burlas por seguir a Cristo comenzaron a llegar también a mi vida. Hay incluso personas que han dicho que he perdido la cordura. Cuando oigo semejantes críticas, no puedo dejar de sonreír y de pensar: “Si supieran lo que Dios les ama, también ellos perderían la cabeza por seguirle.” Nunca olvidaré el inmenso regalo de amor que recibí en Medjugorje. Solo le pido al Señor estar a la altura para ser un obrero para Él, con Él y en Él” (M. Vallejo-Nágera).