19 de febrero de 2011

Señora...



...no me desampare tu amparo,
no me falte tu piedad,
no me olvide tu memoria.

Si Tú, Señora, me dejas;
¿quién me sostendrá?.

Si Tú me olvidas;
¿quién se acordará de mí?.

Si Tú, que eres Estrella de la mar
y guía de los errados, no me alumbras;
¿a dónde iré a parar?.

No me dejes tentar del enemigo,
y si me tentare, no me dejes caer,
y si cayere, ayúdame a levantar.

¿Quién te llamó, Señora, que no le oyeses?
¿Quién te pidió, que no le otorgases?.

(Fray Luis de Granada 1504-1588.)