11 de agosto de 2013

Ruega por nosotros...




Amorosa Madre, 
para que tu Hijo,
no nos desampare.